Su madre innova

20131127-073338.jpgTodos pagan el derecho a ser dueño de tierra o de paredes, el derecho a rodar una máquina por encima del territorio, el derecho a beber alcohol, a darle de beber a su máquina combustible o a su tierra químicos, todos pagan el derecho a intercambiar dinero o cualquier cosa que para cada quien valga la pena, aunque sea plástico envolviendo azúcar.

Todos pagan impuestos y algunos de ellos también los cobran, mi madre lleva cuarenta años dentro del último grupo, sin que ello la exima del primero.

Ahí adentro se tienen niveles, según el nivel las funciones, y según ese número el pago, no gana lo mismo un 3 que un 8 ni mucho menos un 11 frente a un 14; a paso leal, a velocidad honesta no se avanza lo que hubiese querido para ella. En ese mundo real los niveles no se ganan venciendo villanos sino aliándose con ellos; padrinos políticos, puestos negociados, decretos firmados y en algún punto amañados y tergiversados.

Por eso mi madre cambio de juego, siempre quiso estudiar psicología hasta que se agotó de haberlo querido siempre y quiso hacerlo realidad ahora, se graduará de toga y birrete, sin la pretensión de avanzar niveles y lanzar poderes, sin la angustia de querer llegar a ser alguien en la vida porque sencillamente ya sabe quién es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s