F)uck T)he L)ine

Siete expositores, doscientos asistentes, entre clientes y agencias, en una serie de ponencias que al parecer nunca ocurrieron, pues no hay registro online alguno, así que debemos suponer que fuimos parte de algún tipo de logia oscura con saberes secretos que nunca han de ser rebelados…

Se disipó la duda sobre el significado de la línea pintada por las míticas siglas A.T.L y B.T.L (Above & Below the line), trazada por financieros que necesitaban separar: 1. los servicios con la necesidad de cobrar una comisión de 2. aquellas ejecuciones por facturar directamente.

Sin embargo la línea ha creado una zanja de egos, tiempos, calidades y formalismos que pasan por encima del mensaje, la labor de composición y el criterio respetado.

Y como si no fueran pocas las siglas apareció una nueva: T.T.L, Through The Line, para completar el arsenal “holístico” de términos empleados para encantar clientes en los “360 grados” de la mesa para que compraran, no bocetos, sino una “filosofía”.

Mientras todo converge hacia la utilización de tecnologías inmediatas, en cada uno de los lados segregados por la línea imaginaria hay quienes afirman que son el norte, el futuro y la verdad.

¡Fuck the line!, el mensaje prevalece por encima de los medios; ¡Fuck the line!, prima el conocimiento íntimo de las realidades del Receptor (consumidor, teller, shopper, audiencia, etc), el potencial comunicante de los símbolos que, como traductores, somos capaces de crear.

¡Fuck the line!, estima cuánto tiempo se toma implementar tu idea; si se requieren moldes que influyen en el valor de la realización de un elemento artesanal comparado contra la producción en serie; el tiempo que se toma una importación de un container desde la China; ¡Fuck the line!, aprende de hidráulica, de mecánica, de química, de las realidades latinoamericanas que obligan a un desempleado a meterse en un disfraz publicitario para sonreír por pocos minutos; ¡Fuck the line!

¡Fuck the line!, se humilde, aprende a contar historias, aprende a escucharlas, aprende a decir que no sabes o no entiendes y a sacar lo mejor de los que aún no se lo han cuestionado.

¡Fuck the line!, bórrala con Pierce para empezar con la semiótica, con Morris el Zoologo, con la buseta y el papelito dentro del vehículo, antes que con tus oídos cerrados pensando que eres absoluto propietario de una verdad absoluta e inquebrantable.

¡Fuck the line!

Integrar especialistas no significa concentrarse en un punto tanto que ya no puedas ver más nada. Aplausos para la ponencia de Jugen Klaric: Blind.

*este FTL no es nuevo… ya un chileno había sintetizado el tema en un video para promocionar su “btl”…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s